EL CASO DEL RESTAURANTE

En un restaurante muy conocido de la ciudad se reunieron dos corruptos. Uno de nuestros agentes se sentó en la mesa de al lado para escuchar lo que decían. Nuestro agente tuvo que comerse cinco platos de tortilla de patata para poder oír toda la conversación. El pobre casi muere del empacho. Aun así, consiguió toda la información para poder acabar con la mafia.

¿CÓMO SE LLAMA EL AGENTE O LA AGENTE QUE RESOLVIÓ EL SIGUIENTE CASO?  

Es posible que esta imagen os sea de ayuda para resolver el caso.